Productos Milagro

     A propósito de los medicamentos milagrosos y de que ya es oficial que en México sale del mercado la Sibutramina (articulo relacionado http://bit.ly/anhmxe ) a continuación me encontré este otro articulo donde mencionan frases claves de los productos milagrosos para bajar de peso en poco tiempo…. 
Productos Milagro
     De unos años a la fecha nos hemos visto invadidos por productos que dicen curar la Diabetes y otro tipo de enfermedades, desde cáncer hasta inflamación de la próstata. Aquí están las claves de sus mentiras. Evita adquirir cualquier producto que se promocione con uno o varios de estos puntos:
1.- Te “curan” rápidamente.
2.- No tiene efectos secundarios ni rebotes.
3.- Se basan en estudios médicos que no se pueden conseguir.
4.- Exhiben fotos de antes y después.
5.- Están registrados como suplementos alimenticios.
6.- Carecen de número de registro ante la Secretaria de Salud.
7.- Un Médico (actor) lo recomienda.
8.- No especifican la cantidad de ingredientes herbales.
Fuente: YoconDiabtes.com
Anuncios

Alimentos funcionales

      En más de una ocasión, seguro que se ha encontrado en la tienda donde suele hacer la  compra con alimentos tales como: enriquecido con omega-3, rico en calcio o en fibra, con fitoesteroles, etc. Pero, ¿qué hace funcional a un alimento? Responder esta pregunta proporciona la clave para poder comprender este nuevo y creciente segmento de la industria alimentaria.
     Los conceptos básicos de la nutrición están experimentando un cambio significativo. En la actualidad, el concepto clásico de “nutrición adecuada”, es decir, aquella que aporta a través de los alimentos los nutrientes (hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas y minerales) suficientes para satisfacer las necesidades orgánicas particulares, tiende a ser sustituido por el de “nutrición óptima”, que incluye, además de la definición anterior, la potencialidad de los alimentos para promocionar la salud, mejorar el bienestar y reducir el riesgo de desarrollar enfermedades. En este ámbito aparecen los alimentos funcionales.
¿Por qué un alimento se denomina funcional?

      Un alimento se considera funcional porque, además de destacar por sus propiedades nutritivas, contiene ciertos elementos, cuyo consumo diario dentro de una dieta equilibrada contribuye a mantener o mejorar nuestro estado de salud y bienestar.

      La dieta desempeña un papel determinante en todas las etapas de la vida y es un factor implicado en la prevención y tratamiento de muchas enfermedades, junto con unos hábitos de vida saludables; práctica regular de ejercicio, abandono de hábitos tóxicos (tabaco, exceso de alcohol…) y disminución del estrés.
     No existe una definición universalmente aceptada para los alimentos funcionales, al tratarse más bien de un concepto que de un grupo de alimentos. En Europa, el primer documento de consenso sobre conceptos científicos en relación con los alimentos funcionales fue elaborado en 1999 por un grupo de expertos coordinados por el ILSI (International Life Sciences Institute), según el cual “un alimento funcional es aquel que contiene un componente, nutriente o no nutriente, con efecto selectivo sobre una o varias funciones del organismo, con un efecto añadido por encima de su valor nutricional y cuyos efectos positivos justifican que pueda reivindicarse su carácter funcional o incluso saludable”.

     Entre algunos ejemplos de alimentos funcionales, destacan aquellos alimentos naturales que contienen ciertos minerales, vitaminas, ácidos grasos, fitoesteroles, fibra, sustancias antioxidantes, los alimentos modificados y enriquecidos en este tipo de sustancias y los probióticos como el yogur, que tienen bacterias vivas de efectos beneficiosos para la salud.

Propiedades de los alimentos funcionales
     Hasta el momento actual, las funciones y objetivos de salud a los que se ha dirigido la investigación en el campo de los alimentos funcionales son los siguientes: crecimiento y desarrollo, metabolismo o utilización de nutrientes, defensa antioxidante, sistema cardiovascular, fisiología o funcionamiento intestinal y funciones psicológicas y conductuales.

* Crecimiento y desarrollo. Incluye las adaptaciones de la madre durante la gestación, el desarrollo fetal, el crecimiento y el desarrollo del lactante y del niño. De esta manera, encontramos alimentos enriquecidos en: hierro, yodo, ácido fólico, ácidos grasos (omega-3 y omega-6), calcio, vitaminas A y D, leches de fórmulas infantiles con nutrientes específicos que favorecen su crecimiento y desarrollo, etc.
* Metabolismo de sustancias. En relación con el mantenimiento de un peso adecuado, mejor control de la glucemia (nivel de azúcar en sangre), o de las tasas de colesterol y triglicéridos plasmáticos asociados a riesgo cardiovascular o con un adecuado rendimiento en la práctica de actividad física, entre otros. Algunos ejemplos son los alimentos de bajo contenido energético (bajos en grasas o en azúcares sencillos), enriquecidos en omega-3 o grasa monoinsaturada (ácido oleico), en fibra, bebidas y productos específicos para deportistas (bebidas, barritas, etc.).
* Defensa contra el estrés oxidativo. Las sustancias antioxidantes funcionan como una barrera frente al efecto nocivo de los radicales libres sobre el ADN (los genes), las proteínas y los lípidos de nuestro cuerpo. Su consumo contribuye a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, degenerativas e incluso de cáncer. Respecto a los productos enriquecidos con sustancias antioxidantes (vitaminas C y E, beta-carotenos, selenio, cinc y fitoquímicos o sustancias propias de vegetales), destaca el aumento de éstos en el mercado, tales como zumos de fruta y bebidas de leche, entre otros, que pueden incluir una o varias sustancias antioxidantes entre sus ingredientes, con el fin de paliar los procesos de oxidación.
* Sistema cardiovascular. Por su contribución a la hora de reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares encontramos alimentos enriquecidos en ácidos grasos monoinsaturados, poliinsaturados (omega 3 y omega 6), con sustancias de acción antioxidante, fitoesteroles, ciertas vitaminas del grupo B (B6, B9, B12) y fibra.
Función del tracto gastrointestinal. En este sentido, encontramos alimentos probióticos (yogures y otras leches fermentadas con bacterias ácido-lácticas), prebióticos (alimentos con fibra soluble como los fructo-oligosacáridos) y los enriquecidos en fibra soluble e insoluble o ricos en fibra (legumbres, verduras y hortalizas, frutas frescas y desecadas, frutos secos y cereales de grano entero y productos que los incluyen como ingrediente).

* Funciones psicológicas y conductuales. En relación con el apetito y la sensación de saciedad, el rendimiento cognitivo, el humor o tono vital y el manejo del estrés. Se engloban en esta área los alimentos ricos en fibra y los enriquecidos en fibra (de alto valor de saciedad), alimentos con aminoácidos específicos, alimentos con sustancias excitantes del sistema nervioso (cafeína, ginseng, etc.) o tranquilizantes (melisa) extraídos de plantas, etc.

Alimentos funcionales ¿Son realmente indispensables?

     Aunque los alimentos funcionales son susceptibles de mejorar la salud, hay que valorarlos en su justa medida y disfrutar de ellos sabiendo que, si bien no son la panacea de todos los males, resultan beneficiosos y aportan un complemento saludable a una dieta y estilo de vida apropiados. Conviene aclarar que NO CURAN ni PREVIENEN por sí solos alteraciones ni enfermedades y que NO SON INDISPENSABLES, sino una opción a tener en cuenta en circunstancias concretas (deportistas de elite, personas que padecen alteraciones o enfermedades como diabetes, obesidad, alteraciones digestivas, etc.) y teniendo en cuenta que su inclusión en la dieta deberá ser valorada previamente por un profesional.


      Los expertos advierten que uno de los problemas actuales en relación con algunos de los tipos de productos enriquecidos en determinados nutrientes, es que al encontrarse en una gran gama de alimentos pueden producir un sobreconsumo de los mismos, si se supera la ingesta recomendada por el fabricante que sería la adecuada para obtener el efecto beneficioso de su consumo.
Dale click a la imagen para agrandarla 

Fuente
consumer.es

Mitos y realidades de las bebidas ligth

     
Fabiola LLanos/ EL UNIVERSAL.com.mx
El Universal
     Algunos aseguran que tomar refresco de dieta provoca cáncer, otros que su ingesta está estrictamente relacionada con malformaciones genéticas o hiperactividad, pero la realidad es que todos tiene un poco de verdad y de mentira. 
     La alerta está latente. Hasta el momento las autoridades no han podido confirmar o descartar que el consumo de Coca Cola Zero perjudique la salud y ante tal incertidumbre la Secretaría de Salud hizo un llamado a la población para reducir su ingesta hasta que se compruebe que en efecto no representa un problema.
     La dependencia advirtió que de comprobarse los efectos cancerígenos de la sustancia ciclamato de sodio podrían retirarse los permisos de comercialización o exigir la reetiquetación del productos con una leyenda de advertencia. El ciclamato de sodio es una sustancia derivada de un ácido que se utiliza como un endulzante artificial bajo en calorías que se ocupa con frecuencia en alimentos y bebidas.
      Investigadores han revelado que el uso de la sustancia puede ocasionar daños en órganos como el riñón, hígado, malformaciones genéticas, y se ha especulado que hasta cáncer, luego de mostrar en roedores deficiencias en el desarrollo fetal e hipertrofia muscular hepática en los fetos.
      Autoridades estadounidenses prohibieron el uso del ciclamato desde 1969, uniéndose a la medida naciones como Londres, Japón y Francia. Pero es necesario recordar que esta no es la primera ocasión en que las bebidas ligth están en el ojo del huracán.
¿Los productos dietéticos te matan?
     Con el auge de los productos ligth en la última década del siglo XX la controversia sobre adquirir cáncer como consecuencia de la ingesta de alimentos bajos en calorías trajo como consecuencia la euforia de “satanizar” todo aquello que contenga felilananina como la coca cola ligth. No obstante, la mayoría desconoce que este compuesto es más que necesario en nuestro cuerpo.
       Estudios indican que la fenilalanina es un aminoácido y uno de los constituyentes naturales presentes en todas las proteínas (vegetales o animales, como huevo, pescado, leche, etc). Las investigaciones señalan que el cuerpo humano la requiere ya que es una sustancia que es parte integral de todas las proteínas del cuerpo. Pero, la polémica recae en que el endulzante provoca cierta reacción tóxica en personas que sufren de una rara enfermedad llamada fenilcetonuria.
      Este grupo de personas carecen de la enzima necesaria para digerir la fenilalanina, y debido a ello, el exceso de ésta será convertido por el hígado en una variedad de compuestos tóxicos conocidos como fenilcetonas que pueden provocar daños en estas personas no en todas. Por esto, es necesario desmentir o aseverar aquellos mitos o realidades que hacen a estas bebidas tan polémicas.
Mitos
* La marca con reconocimiento internacional dice que los roedores expuestos al ciclamato desarrollaron cáncer tras aplicarles dosis equivalentes al consumo de 750 latas de refresco al día de por vida.
* Hasta el día de hoy el ciclamato no es un agente cancerigeno o que genere malformaciones en seres humanos.
* La fenilalanina no produce cáncer, ni migrañas, ni pérdida de memoria, ni depresión, ni ataques de ansiedad ni visión borrosa.
* La fenilalanina está prohibida en Estados Unidos tal como el ciclamato de sodio. Error, la fenilalanina se prohibió en aquel país por varios años, actualmente se comercializa en toda la nación al igual que en el resto del mundo.
* Todos los productos ligth pueden ser consumidos por las personas. Mentira. La ingesta de alimentos, bebidas o complementos deben estar bajo estricta vigilancia de un médico especialista.
* Hasta el momento, algunos investigadores afirman que la enfermedad fenilcetonuria no es hereditaria, no obstante, otros aseguran que tiene una relación estrecha con la portación de un gen. Esta patología se presenta en uno de cada 10 mil recién nacidos.
* Se puede ingerir todas las latas que se deseen durante el día de productos que contentan fenilalanina ya que es una enzima necesaria en el cuerpo. Cuidado, se debe tener precaución en su consumo, todo abuso perjudica la salud.
* Ingerir bebidas dietéticas generará una mayor y rápida pérdida de peso. Los especialistas recomiendan realizar una dieta balanceada baja en proteínas y grasas y realizar 30 minutos de ejercicio para obtener los resultados deseados.
* Dejar de comer adelgaza. Mentira. Comer hasta cinco veces al día en proporciones reguladas mejora la ingesta de vitaminas y proteínas de los alimentos, por lo que no es recomendable matarse de hambre para obtener un cuerpo escultural.
Verdades
* Coca Cola Zero sí contiene ciclamato de sodio y la presencia del compuesto está controlada en su producto ya que contiene 25 miligramos sobre 100 gramos en cada lata de 355 mililitros.
* La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) alertó: no se debe consumir más de 11 miligramos de ciclamato de sodio por cada kilo de peso, al día.
* La empresa en Estados Unidos utiliza otro aditivo para poder comercializar el producto a diferencia del resto de América Latina.
* Los animales con los que se realizaron las pruebas químicas con esta sustancia tuvieron que ser sacrificados debido a los daños que presentaban como malformaciones genicas y daños en riñones de fetos de ratas.
* Hasta el momento se desconocen estos mismos efectos en seres humanos.
* Coca Cola señala que el uso del compuesto está aprobado en 100 países incluyendo naciones de la Unión Europea, Canadá, Australia, Gran Bretaña, China, Sudáfrica y prácticamente en toda América Latina.
* La empresa comenta que compañías de sólida reputación a nivel mundial utilizan el ciclamato de sodio como Nabisco, Colgate-Palmolive, Cadbury Schweppes, Kraft, Abbott Laboratorios y Coca-Cola , entre otros.
* La fenilalanina es una enzima necesaria en el cuerpo, dejar de consumirla podría traer consecuencias nocivas al organismo.
* Se ha estudiado la relación de la fenilalania en niños con hiperactividad y déficit de atención, por lo que se recomienda que mujeres embarazadas y menores no ingieran esta sustancia.
* La Secretaría de Salud asegura que el ciclimato de sodio no representa “un riesgo más allá del consumo como cualquier otro refresco”.

Riesgos de Autovitaminarse

   

     Las vitaminas son sustancias no sintetizables por el organismo e indispensables. Consúmalas conscientemente y consulte al especialista. Abusar de las vitaminas, sean comprimidos o naturales, puede desarrollar trastornos como insomnio, dolores de cabeza, cálculos renales y otros de mayor gravedad.

     Por eso es mejor conocer bien las necesidades vitamínicas diarias para no sobrepasarse. El exceso de estos medicamentos es perjudicial para la salud, pues se produce la llamada hipervitaminosis o intoxicación vitamínica, expresa el doctor José Caballero.
     Este problema no se plantea cuando se toman grandes cantidades de vitaminas de una sola vez, sino cuando se hace de forma continuada durante un tiempo largo, sean meses o incluso años.
     De hecho, ingerir regularmente un complejo vitamínico en épocas de debilidad física o cuando se está forzando el cuerpo o mente en un trabajo, un esfuerzo físico continuado en caso de los estudiantes en épocas de exámenes, no tiene por qué causar problemas al organismo; todo lo contrario, le ayudará a mejorar su memoria y su energía.
     Suelen ocurrir problemas cuando el médico indica un tratamiento con vitamina A, esencial para el crecimiento, mantenimiento y reparación de las células de las mucosas, epitelios, piel, visión, uñas, cabello y esmalte de dientes, pero cuando este tratamiento se mantiene, más por inercia que por necesidad, durante largo tiempo sin consultar a un especialista, se produce hipervitaminosis por automedicación. Aunque poco frecuentes, los casos de hipervitaminosis pueden llegar a ser graves hasta llevarlo a la muerte.
Efectos y síntomas

     El rol más importante de la vitamina D es mantener los niveles de calcio y fósforo normales. Estimula la absorción intestinal de calcio y fósforo y su reabsorción en los riñones.

     Regula el metabolismo de estos minerales vitales para el crecimiento y desarrollo normal de huesos y dientes. Un suministro excesivo de esta vitamina acompañada de alimentos con demasiado calcio puede producir lesiones irreversibles. Dado que el contenido de vitamina D en los alimentos es difícilmente cuantificable, lo mejor es consultar al especialista. él indicará las dosis adecuadas y cuándo se pueden tomar, señala Caballero.
     Cuando se abusa de esta vitamina aparecen síntomas como pérdida del apetito, dolor en las extremidades y cansancio. Las vitaminas capaces de producir intoxicación por sobredosis son las denominadas liposolubles, es decir, que se disuelven en las grasas. En este grupo se incluyen las A, D y K.
Productos naturales
     El naturópata Francisco Rodríguez explica que aunque la vitamina sea natural es importante hacer una evaluación para saber qué suplemento se necesita y no abusar de ellas.
     Por ejemplo, cuando hay exceso de vitamina A, puede producirse anorexia, pérdida de peso, vómitos y náusea, visión borrosa, irritabilidad, hepatomegalia, alopecia, jaquecas, insomnio, debilidad, poca fuerza muscular amenorrea y, a veces, cese del periodo menstrual, hidrocefalia e hipertensión craneana en niños.
     La toxicidad de la vitamina B no es frecuente, ya que es hidrosoluble, es decir que es soluble en agua, y sus excesos son eliminados a través de la orina. Sin embargo, las dosis administradas en inyecciones en cantidades 100 veces mayor que la recomendada puede causar dolores de cabeza, convulsiones, debilidad muscular, arritmias cardíacas y reacciones alérgicas.
La indicada

     En cuanto a la vitamina E se puede tomar en cualquier momento; es considerada segura aunque las dosis son grandes, explica Rodríguez.

      Es poco probable una intoxicación de vitamina C, porque también es hidrosoluble y los excesos son eliminados a través de la orina. Pero si la dosis diaria supera los 2,000 miligramos, aparecen molestias gastrointestinales, diarreas, malestar en el estómago, cálculos renales, insomnio y exceso de absorción de hierro.
     Después de leer esta lista de efectos secundarios de las vitaminas, a más de uno le parecerán sustancias potencialmente peligrosas. Nada más lejos de la realidad. Solamente hay que tomar precauciones y consultar a su médico si está consumiendo la cantidad adecuada de vitamina.
Los minerales en exceso
     El Departamento de Nutrición y Control de Calidad de Alimentos del Reino Unido propuso la prohibición de los suplementos alimenticios que contengan picolinato de cromo, el cual se teme que favorece el desarrollo del cáncer.
     Otro mineral que puede causar daños si se ingiere en exceso es el manganeso, relacionado con desórdenes nerviosos y daños musculares.
      El fósforo puede ocasionar daños en órganos y tejidos, mientras que el zinc podría afectar el sistema inmunológico.
     Los especialistas advirtieron también que el consumo de más de 10 miligramos diarios de vitamina B6, al menos que se tome por prescripción médica, llevaría a la pérdida de sensibilidad en brazos y piernas.

Vigorexia

     Vigorexia Vigorexia no es exactamente un trastorno de la alimentación, pero guarda una estrecha relación.
     En la persona vigoréxica, se presenta una sintomatología muy parecida a la de las personas anoréxicas, sólo que, cuando las anoréxicas se ven excedidas de peso y luchan por bajar de peso (y lucen su flacura con orgullo), las personas vigoréxicas se sienten escuálidas y quieren aumentar cada día más su masa muscular, luciendo con orgullo su apariencia exageradamente musculosa.
      La persona con vigorexia se obsesiona por verse musculosa, se mira constantemente en el espejo y acude a la báscula frecuentemente. Abandona sus actividades sociales y le dedica todo el tiempo posible al gimnasio y a entrenar. Los regímenes alimentarios de una persona con vigorexia son ricos en proteínas, le dan demasiada importancia a los anabolizantes y a los productos dopantes. Los afectados son en su mayoría hombres de entre los 18 y los 35 años de edad, quienes comienzan a dedicarle demasiado tiempo a los ejercicios propios de un gimnasio. Al dedicarles de entre tres a cuatro horas diarias, le restan importancia al resto de sus labores y ocupaciones cotidianas.
     Por norma general, el afectado por esta enfermedad no acude al médico hasta que el problema ya es muy avanzado y se tratan casos extremos que acaban en anorexias o bulimias de varones.
* Mirarse constantemente en el espejo y aún así sentirse enclenques.
* Invertir todas las horas posibles en hacer deportes para aumentar la musculatura.
* Pesarse varias veces al día y hacer comparaciones con otras personas que hacen fisicoculturismo.
* La enfermedad deriva en un cuadro obsesivo compulsivo, que hace que el vigoréxico se sienta fracasado, abandone sus actividades y se encierre en un gimnasio día y noche.
* Peso normal o ligero sobrepeso.
       También siguen dietas bajas en grasas y ricas en hidratos de carbono y proteínas para aumentar la masa muscular, por lo que corren mayor riesgo de abusar de sustancias como hormonas y anabolizantes esteroides..
      Todo ello puede producir en la/el enferma/o una serie de consecuencias físicas y del comportamiento:
* Numerosos problemas orgánicos y lesiones pueden aparecer cuando la práctica deportiva es excesiva.
* Las desproporciones entre las partes corporales son muy frecuentes, por ejemplo, un cuerpo muy voluminoso con respecto a la cabeza.
* La sobrecarga de peso en el gimnasio repercute negativamente en los huesos, tendones, músculos y las articulaciones, sobre todo de los miembros inferiores, con desgarros y esguinces.
* La alimentación es otro problema muy frecuente e importante, ya que consumen muchas proteínas e hidratos de carbono y poca cantidad de grasa en un intento de favorecer el aumento de la masa muscular. Ocasionándoles muchos trastornos metabólicos..
         El uso de anabólicos es también otra consecuencia que se asocia a la vigorexia, en un intento de mejorar el rendimiento físico e incrementar el volumen de sus músculos. Con el uso de estas sustancias no se obtiene ningún beneficio, sino todo lo contrario, ya que producen muchos trastornos en el organismo como masculinización e irregularidades del ciclo menstrual en las mujeres, acné, problemas cardíacos, atrofia testicular, disminución de la formación de espermatozoides y retención de líquidos, entre otros.
     Es importante tener en cuenta que estas drogas no aumentan la fuerza muscular, la agilidad ni la resistencia.
Claves para prevenir y afrontar la VIGOREXIA
     El tratamiento debe enfocarse a modificar la conducta y la perspectiva que los enfermos por vigorexia tienen sobre su cuerpo:
* El entorno afectivo cumple una función muy importante en su recuperación, al brindarle apoyo cuando intentan disminuir su programa de ejercicios a rutinas más razonables.
* Es necesario disminuir el entusiasmo y la ansiedad por la práctica deportiva intensa logrando que se interesen por otras actividades menos nocivas para su cuerpo.
* El hecho de desear la imagen corporal ideal no implica necesariamente que la persona padezca algún trastorno psicológico, pero siempre debe estarse muy atento ya que las probabilidades de que sí aparezca son mayores en éstas personas.
Consecuencias de la VIGOREXIA
     La obsesión compulsiva, el sobresfuerzo físico que los afectados realizan y el consumo de sustancias peligrosas convierten a la vigorexia en una enfermedad peligrosa.
Conoce sus posibles riesgos:
* Puede alterar el ritmo cardiaco
* Incrementar la presión arterial
* La pérdida de reservas energéticas puede provocar fatiga generalizada
]* Aumenta el dolor de músculos y articulaciones. Provoca fuertes dolores de cabeza
* En algunos casos se detecta temblor en las manos y otras partes del cuerpo
* Mayor nerviosismo e irritabilidad
* Disminuye el apetito
* Hay afectados que sufren graves trastornos del sueño
* Se reduce el impulso sexual
* Se sufren carencias nutricionales muy peligrosas para nuestra salud
* Puede provocar osteoporosis. El exceso de proteínas que se ingieren, al metabolizarse en el organismo, se convierten en ácido úrico, producto tóxico que afecta a la absorción del calcio, ya que se elimina en grandes cantidades por la orina

Complementos Dietéticos

    
      La mayoría de nosotros no necesita ningún complemento dietético; con una alimentación equilibrada ingerimos los nutrientes necesarios.
     Algunas persones se preguntan si su alimentación realmente es la adecuada o si necesitan tomar complementos dietéticos. Normalmente, estos preparados contienen uno o más nutrientes (vitaminas, minerales y carbohidratos) y se toman además de la comida diaria, Es muy poco probable que mejoren la salud, a excepción de que se sufra alguna deficiencia, en concreto, de un determinado nutriente.
¿Quién necesita estos complementos?
     Aunque en general los médicos no son partidarios de que rutinariamente se consuman vitaminas y minerales adicionales, bajo determinadas circunstancias, tales como el embarazo, sí lo recomiendan. También las enfermedades crónicas, o algunas otras, causan deficiencias. Los complementos deben tomarse única y exclusivamente con prescripción facultativa, posterior a un análisis de la sangre y un examen médico.
      La pobreza sigue siendo una de las causas principales de la deficiencia nutricional. Sin embargo, en algunas ocasiones las personas no se alimentan correctamente debido a otras causas, tales como el alcoholismo, el abuso de drogas o las enfermedades mentales.
Enfermedad y complementos
     A veces, determinados trastornos físicos del estómago, del intestino, del páncreas o del hígado inhiben la absorción de un determinado nutriente. Asimismo, una diarrea persistente puede provocar una deficiencia en potasio y magnesio (Ver trastornos Aparato Digestivo). De la misma forma, las enfermedades renales son motivo de otras carencias. En todos estos casos, aunque el mal en sí sea imposible de curar, los complementos ayudarán a suministrar los nutrientes necesarios. (Ver enfermedades de los Riñones y el Sistema Genitourinario).
     Algunos otros medicamentos también pueden interferir en la absorción o el metabolismo de un determinado nutriente. La píldora anticonceptiva incrementa las necesidades de algunas vitaminas del grupo B y de las vitaminas C y E, pero en caso de una alimentación sana, el cuerpo ya las recibe en cantidades suficientes. Otros medicamentos, tales como los anticonvulsivos, aumentan el consumo de la vitamina D y del ácido fólico. En caso de una medicación prolongada se debe consultar al médico si realmente se necesita un complemento.
Alimentos procesados y complementos
     Si una persona consume muchos productos procesados posiblemente posea una ligera deficiencia en varios nutrientes, como en vitaminas B6 y E, cromo, zinc, cobre y selenio. Estas deficiencias se reflejan en un análisis de sangre, pero rara vez producen síntomas.
     Con el estilo y ritmo de vida actuales, con el estrés diario y con el énfasis que se ha puesto en las comidas rápidas, mucha gente depende de los productos procesados, los cuales, y en gran parte, han perdido sus valores nutritivos.
     Los nutrientes perdidos no son sustituibles ni con un enriquecimiento artificial de vitaminas y minerales. La solución correcta es cambiar la alimentación por una dieta más sana y no tomar complementos.
¿Cuál es el momento adecuado para tomar complementos?
     En un determinado momento de sus vidas, incluso las personas sanas pueden necesitar un complemento dietético. Las mujeres que sufren una gran pérdida menstrual posiblemente carezcan de hierro. Los cambios que tienen lugar en el sistema digestivo de las personas mayores durante el proceso de envejecimiento pueden interferir en la absorción de determinados nutrientes. Asimismo, durante las dietas de adelgazamiento rápido, y cuando no se comen los alimentos necesarios, no se ingiere una cantidad suficiente de nutrientes. Incluso aquellas personas que se someten a dietas a largo plazo pueden precisar un aporte adicional de nutrientes.
Complementos proteicos
     Algunos atletas y fisioculturistas creen que los aminoácidos de las proteínas incrementan el desarrollo de sus músculos y toman complementos proteicos, los cuales resultan ser completamente superfluos ya que el cuerpo posee un límite de absorción de proteínas. No se ha podido comprobar que los complementos de un determinado aminoácido hayan influido en el crecimiento y el desarrollo de los músculos. Existen dos aminoácidos esenciales, la arginina y la ornitina, que estimulan la producción de las hormonas y, en consecuencia, el crecimiento de los músculos, pero sólo en dosis peligrosamente elevadas. Mucha gente, incluso los fisioculturistas y atletas, ingieren más proteínas de las que necesita su cuerpo. El exceso se desintegra en el hígado y se elimina con la orina. Una parte se acumula en forma de grasa.
Anabolizantes y “dopaje”
      El uso impropio o ilegal de fármacos y sustancias (como los anabolizantes esteroideos) para mejorar el rendimiento deportivo ha sido objeto constante de investigación desde la década de los 60. En esta época su uso empezó a aumentar dramáticamente. Los anabolizantes esteroideos supuestamente mejoran la fuerza y la resistencia, pero pueden tener efectos colaterales muy perjudiciales, por ejemplo en el parénquima hepático. En los Juegos Olímpicos de 1968 se empezaron a realizar pruebas de detección de analgésicos opiáceos y de anfetaminas estimulantes. Hasta 1974 no se prohibieron los anabolizantes esteroideos y se empezaron a detectar en los atletas. En algunas federaciones internacionales y nacionales no se han declarado ilegales algunos fármacos y drogas por diferentes razones, entre otras la falta de exactitud de algunas pruebas de detección, dudas sobre la prohibición de algunas sustancias corrientes como la cafeína, y falta de preocupación por el problema. Sigue existiendo controversia sobre la legalidad del ‘dopaje de sangre’: un atleta recibe transfusiones sanguíneas justo antes de la prueba deportiva. El incremento de hematíes aumenta la potencia aeróbica del atleta.
Los niños y los complementos vitamínicos
     Los niños sanos que comen una alimentación variada, con fruta y verduras frescas, pan, cereales y productos lácteos no precisan ningún complemento dietético. Pero aquellos que se alimentan a base de productos procesados, como patatas fritas, hamburguesas, caramelos y bebidas enlatadas pueden sufrir una determinada carencia vitamínica. Se trata de una cuestión ampliamente debatida, pero se cree que una falta de vitaminas puede causar una mala conducta y un bajo rendimiento escolar. Uno mismo puede encontrar la respuesta mejorando la alimentación de los hijos, pero si éstos se niegan a comer más productos sanos, lo mejor que se puede hacer es darles un complemento vitamínico.