Daños y beneficios al tomar endulzantes en aguas frescas: IMSS

      México se encuentra entre los países cuya población consume elevadas cantidades de refrescos, lo cual además de resultar en extremo perjudicial para la salud también merma la economía, pues los refrescos y las bebidas industrializadas no siempre son más baratas, por lo que es importante que se retome la tradición de preparar aguas de frutas de temporada para la hora de la comida y el refrigerio escolar, pues todas tienen un importante aporte nutricional.
      En cambio las sustancias utilizadas para la fabricación de refrescos y bebidas llegan a dañar la salud, y en caso de las comercializadas como ‘Light’, hay estudios serios que señalan que el consumo de sustitutos de azúcar o azúcar sintética en grandes cantidades, provoca daño cerebral, pérdida de memoria y confusión mental, también daños a la retina y al sistema nervioso.
     Por ello, nutriólogos del Hospital General de Zona (HGZ) Número 8 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), destacan que las frutas son alimentos –económicos la mayoría de ellos– que tienen muchas bondades: alto contenido de agua, que de entrada estimula el adecuado funcionamiento de los riñones, algunas son ricas en fibra que favorecen el tránsito intestinal, aportan bajos niveles de calorías y dependiendo la temporada, se encuentran disponibles todo el año, por lo que se pueden preparar coloridas jarras para que la familia disfrute de sabrosas aguas frutales.
     Las frutas tropicales como melón, fresas, naranjas, guayabas, naranjas, toronjas, limón, melocotón, sandía, papaya, kiwi y otras son fuente de la vitamina ‘C y ‘A’, que contribuyen a fortalecer el sistema inmunológico, algunas de ellas tienen cualidades antioxidantes.
     Además esta colorida variedad de productos naturales aporta minerales como el potasio, indispensable para la transmisión del impulso nervioso y para la actividad muscular normal; magnesio relacionado con el funcionamiento del intestino, nervios, huesos y dientes; la fibra de la cáscara de la manzana y pera mejorara la digestión; los ácidos orgánicos de las frutas influyen en su aroma y sabor, ejerciendo una acción desinfectante y alcalinizadora de la orina, además de otras sustancias anticoagulantes y antiinflamatorias.
      Sugieren los especialistas en la alimentación del IMSS, que dependiendo de la temporada, se preparen aguas y licuados, de preferencia sin azúcar o si acaso una cantidad mínima y se consuma en lugar de las bebidas gaseosas, cuyos componentes (entre ellos colorantes, saborizantes, ácido fosfórico, benzonato de potasio, fenilamina y otros ), se asocian a los cálculos renales, espasmos, contracciones musculares, infecciones del tracto urinario, irritación de la piel y las membranas mucosas. No permiten la adecuada absorción del calcio en los huesos y del hierro en tanto que la cafeína es la que provoca la adicción.
     Los especialistas agregaron que el consumo de frutas al natural o preparadas en aguas frescas, regulan la función intestinal, ayudan a eliminar el exceso de líquido, pues contienen poco sodio y mucho potasio, originando que el cuerpo elimine el exceso de líquidos junto con sustancias de desecho por la orina.
     Además, la cantidad de grasa que contienen es mínima, se encuentran durante todo el año y constituyen un sabroso ‘tentempié’ para cualquier hora del día: se pueden consumir antes o después de las comidas.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: