Envejecen mexicanos a edades tempranas por mala alimentación

La mala o deficiente alimentación acelera el envejecimiento, asegura experto.

     Cd. de México, jueves 7 de enero de 2010.- Por la mala alimentación, como el consumo excesivo de grasas, sal, azúcar y la falta de ejercicio, los mexicanos envejecen a edades más tempranas, reveló Joaquín González, fundador y director del Instituto Mexicano de Estudios en Longevidad.
      El especialista mencionó que otra consecuencia de esos hábitos es que, a pesar del aumento en la expectativa de vida, las enfermedades crónico degenerativas afectan más a la gente joven. Al anunciar en conferencia de prensa, expuso que es posible prevenir, retardar, incluso revertir, los efectos negativos de una adultez mayor descuidada.
      El envejecimiento provoca disfunciones, trastornos y enfermedades relacionadas con la edad, por lo que una medicina contra ello es cambiar los hábitos de alimentación y de vida.
     Es decir, evitar el consumo de productos procesados y aumentar los alimentos naturales como frutas y verduras, destacó González Aragón. Puntualizó que la medicina antienvejecimiento es el uso de recursos que pueden ser sencillos, como la ingesta de vitaminas, o complicados, como las cirugías.
        Por ejemplo, la ingesta de vitamina E protege al corazón y mejora la elasticidad de la piel, mientras que la vitamina C previene el desarrollo de enfermedades infecciosas respiratorias.
Cítricos contra el envejecimiento
        Entre las recomendaciones que hizo para iniciar la práctica de la medicina de este tipo, destacó comer naranja, mandarina o toronja pelada en lugar de tomarse el jugo, ya que después de unos minutos pierde algunos de sus nutrientes.
      Asimismo, se debe eliminar por completo la ingesta de jugos de caja, refrescos, harinas y azúcares refinados, los cuales contribuyen en gran medida al sobrepeso y la obesidad, además de que es preciso realizar actividad física. 
       En su oportunidad, el doctor Francisco de Llano, médico cirujano, precisó que con el simple hecho de cambiar los hábitos de alimentación se practica medicina antienvejecimiento. Dijo que este proceso depende de la genética de cada persona, pero el consumo de tabaco y alcohol lo aceleran.
       Al respecto, Raúl González señaló que cada bocanada de cigarrillo produce tres millones de radicales libres que dañan las células, aceleran el estrés oxidativo y por ende, el envejecimiento. 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: